Servicios voluntarios | Pedagogía de Emergencia
+49 (0)721 20111-0
Waldorf en el mundo | WOW-Day | Apadrinamiento
+49 (0)30 617026 30
Home: Freunde Waldorf

Reducir las consecuencias de la Corona-Crisis

Con nuestro llamado urgente pretendemos apoyar a escuelas Waldorf, que están siendo duramente afectadas por las consecuencias del cierre de emergencia en sus respectivos países, y solicitamos ayuda para poder llevar a cabo intervenciones de Pedagogía de Emergencia.

Corona y escuela: las clases online no son posibles en todas partes

Luego del brote del llamado Corona Virus y las devastadoras consecuencias de la enfermedad desencadenada por el Covid 19, en China se han tomado una amplia serie de medidas para enlentecer la propagación: se impuso el cierre de fronteras, se realizaron cordones sanitarios en localidades y provincias, de tal manera que la vida social y económica se ha visto extremadamente limitada, a su vez por el cierre de escuelas y Kindergarten. 

Luego, cuando el Virus tomó camino hacia otros países y continentes, se repitieron las medidas en muchas partes del mundo. Desde mediados de marzo las escuelas de Alemania debieron cerrar, y relativamente al mismo tiempo debieron hacerlo incontables escuelas y jardines infantiles, como también universidades de todos los continentes de la Tierra.  

Según la UNESCO, en marzo, más de 1,5 billones de jóvenes quedaron sin acceso a establecimientos educativos. Un cambio limitante para todos los implicados: muchos padres deben no solamente acompañar a sus niños-con frecuencia mientras ellos mismos trabajan- sino que también deben estudiar en conjunto. Para muchos esto es seguramente un gran desafío, pero también una posibilidad para trabajar en una nueva conexión con sus propios hijos y además, poder adquirir una perspectiva acerca del trabajo de los maestros y maestras. El Homeoffice y fundamentalmente un alto nivel cultural, como también buenas condiciones técnicas hacen que esto sea posible: en muchos lugares las clases pueden continuar por medio de videoconferencias o intranets escolares.  

Sin embargo, en algunas zonas del mundo no hay un acceso a internet asegurado, y la posesión de un computador o al menos un Smartphone es un lujo. Así nos explica por ejemplo, Mercy, de la escuela Rudolf Steiner de Mbagathi en Kenia: “el 80% de nuestras alumnas y alumnos provienen de familias vulnerables. Para ellos los Smartphones y los computadores no constituyen necesidades básicas, por lo tanto no las poseen.” Entonces, las tareas no pueden ser repartidas o guiadas vía internet-actualmente el equipo de profesores intenta encontrar otras soluciones para ello.

Antes de que en Zanzíbar se decretase el cierre urgente, la escuela Steiner de Zanzíbar decidió cerrar, para cuidar a los niños y sus familias. Las maestras y los maestros elaboraron paquetes de aprendizaje, y se los llevaron a los niños, a fin de que la menor cantidad de personas tuvieran que enfrentarse al desastroso tránsito que aún reina allí. Para muchos niños en los paquetes no hay solamente materiales para el aprendizaje, sino también jabón y huevos, porque la mayoría de ellos están en situación de pobreza y no cuentan con los suficientes alimentos en sus casas.  

En una escuela relativamente pequeña como esta, el “servicio de entregas” de material escolar es aún realizable, pero para las escuelas grandes, en las que muchos niños viven alejados de la escuela, esto se convierte en un problema logístico. 

Para poder resolver este problema se necesitan recursos, algo que generalmente escasea de todas maneras en este tipo de escuelas. Del colegio Zenzeleni para Educación Creativa en Ciudad del Cabo nos cuentan: “La mayoría de nuestros niños vienen de familias de los municipios con un ingreso mensual de 5000 R(cerca de 250 Euros) o menos. Sin un ingreso asegurado, muchos no estarán siquiera en condiciones de hacer un pequeño aporte. Nuestro déficit para poder cubrir los gastos será mucho mayor que lo planificado. Estamos calculando una baja de 250.000 R (cerca de 12.500Euros) para los impuestos de la mantención 2020, además de las consecuencias económicas que durarán previsiblemente todavía meses luego del levantamiento del cierre de emergencia.

Corona y escuela

Con nuestro llamado urgente, queremos ayudar a escuelas y otros establecimientos de pedagogía Waldorf, que se ven afectados por las consecuencias económicas de la Corona-crisis, y solicitamos también ayuda para la implementación de medidas de Pedagogía de Emergencia. Diariamente recibimos reportes de las particulares situaciones de éstos proyectos, acerca de ellos, queremos contarles aquí.

Patrocinios & donaciones
Patrocinios & donaciones

Apply for a voluntary service

Häufiggestellte Fragen über den Freiwilligendienst