Jetzt fördern & spenden
Jetzt fördern & spenden
Home: Freunde Waldorf

Comida escolar: La educación necesita alimentación

Los niños necesitan alimentarse, y cuando esto no sucede en casa, muchas escuelas brindan comida  a sus alumnos. Las escuelas Waldorf de los países del sur global, que no reciben subvenciones estatales como sí es el caso de las escuelas Waldorf en Alemania, muchas veces no saben cómo poder financiar el alimento escolar. ¡Queremos ayudar a estas escuelas con Su apoyo!

“Falta de todo”

No todas las mochilas tienen una colación. En la escuela Zenzeleni en Sudáfrica por ejemplo, sólo una parte de los niños puede llevar algo para comer a la escuela. Algunas familias no tienen la posibilidad de enviarles a sus niños una vianda. Sin embargo, para poder trabajar bien durante las clases, ellos necesitan comer algo. El que no trae nada, recibe un alimento de la escuela.  Pero sin apoyo financiero la escuela Zenzeleni no puede lograrlo, y requiere de donaciones con urgencia.

También es el caso de la pequeña escuela École du Village en Haití, porque las familias no pueden brindar suficiente alimento a sus niños. “Les falta de todo, o casi todo, principalmente  alimentos”, dice la fundadora de la escuela Myriam Silien, quien está comprometida de corazón con poder acoger justamente a éstos niños en la escuela. Dentro de las posibilidades de la escuela, los niños reciben algo para comer y son educados sobre las bases de la pedagogía Waldorf,  y sobre todo sin golpes, que lamentablemente aún están a la orden del día con demasiada frecuencia en las escuelas estatales de Haití.

También el Projeto Salva Dor es un anclaje para niños de familias pobres. “Nuestros niños generalmente no reciben desayuno en las casas. No porque no tengan tiempo o ganas, sino porque sus padres no pueden brindárselos“, relata una colaboradora del proyecto, que se lleva a cabo en Salvador-una de las metrópolis más pobres de Brasil-ofreciendo a los chicos acompañamiento antes y después de la escuela, basado en la pedagogía Waldorf. Aquí los niños reciben un desayuno y pueden asistir fortalecidos a la escuela. También por las tardes, son acompañados o participan de talleres de cocina, por ejemplo. Los padres de los niños realizan pequeños aportes económicos, según sus necesidades. Pero este dinero no alcanza para poder brindar el abastecimiento y acompañamiento requeridos. El proyecto requiere de donaciones. Aproximadamente 1500 Euros al mes necesitarían los colaboradores del proyecto en Salvador, para realmente poder lograr algo.

Para nosotros está claro, que una mala alimentación, así como una alimentación insuficiente, es perjudicial para el desarrollo del niño y afecta fuertemente al aprendizaje. Deficiencia de concentración y una baja predisposición a retener lo aprendido, pueden ser los efectos de una escasa alimentación. La educación necesita alimento. En la escuela Waldorf en Hawzien, una pequeña ciudad al norte de Etiopía, los niños reciben pancito y leche en los recreos. Como algunas familias apenas pueden ofrecer a los niños una comida diaria, la comida en la escuela cobra especial importancia. Sin embargo ocurre a veces, que hay muy poco o nada de pan, ya que la harina suele faltar. El objetivo de la escuela es por un lado, ofrecer alimentos contundentes y poder acceder a alternativas en los tiempos en los que falta harina, sobre todo para aumentar el valor nutritivo de las comidas. “Sería deseable para el futuro poder ofrecer una sopa de almuerzo para todos los niños“, nos explica Magdalena Bächtle, iniciadora y asesora de la escuela. Pero ello es imposible sin ayuda. La escuela necesita 9.000 Euros anuales para poder alimentar de forma sana y balanceada a 280 niños.

Así mismo, la escuela Rudolf Steiner  Mbagathi, a las afueras de Nairobi ofrece comida a los alumnos y alumnas. Por ejemplo también cuando en el país, tal como ocurrió el año pasado, hay una sequía devastadora. En el corto plazo se pudo ayudar a la escuela con un llamado urgente a donaciones en el pasado otoño. Pero el problema persiste. La coordinación de la escuela explica: “Las consecuencias a largo plazo del cambio climático no son previsibles, pero si las próximas: la vida cotidiana se vuelve cada vez más difícil, los alimentos escasean, los precios suben y el agua potable es racionada. Esto produce inseguridad y miedo al futuro“. Para quitarles este miedo a los niños, la escuela necesita donaciones. Para cada niño se requieren aproximadamente 120 Euros mensuales, para que puedan ser abastecidos con alimentos nutritivos y comidas calientes.

Además, el almuerzo es tan importante en muchas escuelas, porque permite un acompañamiento de jornada completa a los niños. La pobreza o los bajos ingresos producen generalmente que los padres deban trabajar muchas horas y recorrer largos trechos hasta sus trabajos. Por lo tanto, durante la tarde los padres no están en la casa, para poder prepararles la comida a los niños, y menos aún par acompañarlos en las tardes. Lo mismo sucede con la, aún pequeña escuela Hebet el Nil en Egipto. En Egipto suelen asistir 70 niños por clase y deben aprender en situaciones complejas, en las que los niños gritan a coro lo que el profesor dice. En muchos casos, aquel que no sigue el ritmo corre el riesgo de ser golpeado. A pesar de la obligatoriedad escolar, muchos niños no asisten a la escuela. El índice de analfabetismo se encuentra ahora en un 30%.  Sobre todo para las niñas el acceso a la educación es especialmente difícil. Debido a que el estado destina muy pocos recursos para sus escuelas, en los últimos años surgieron algunas escuelas privadas, que son accesibles por supuesto sólo para personas con gran poder adquisitivo. Eso es justamente lo que la escuela Hebet el Nil no quiere. Aquí pueden asistir todos los niños. La mayoría provienen de familias pobres. Menos de la mitad tiene la posibilidad de pagar algo a la escuela. Hasta ahora los niños asisten solamente por la mañana y luego se van a la casa. Pero la fundadora Nathalie Kux quiere cambiar esto lo antes posible: “A las 13Hs los niños se van a casa apesadumbrados, porque no tienen ninguna actividad con sentido para realizar durante las tardes. Quiero lograr, que los niños puedan quedarse en la escuela durante las tardes, a partir del próximo año escolar. Allí podríamos ofrecer múltiples actividades como música, jardinería, juego y deporte. Pero para poder lograrlo, debemos ofrecer almuerzo. Nos falta para eso una cocina en el establecimiento con: una heladera, un horno, ollas, mesas, bancos, platos, tazas, cubiertos“.

Con todo ello no debemos olvidar, que los niños no sólo deben estar satisfechos para poder tener un buen aprendizaje, sino que además necesitan una alimentación nutritiva y pensada para ellos. Porque no solamente la educación necesita alimentación. Al mismo tiempo: la alimentación es educación. El comer en conjunto es un elemento social importante y el hecho de comenzar la comida con un verso, posibilita la vivencia del agradecimiento. Los alimentos sanos tienen un efecto formativo. Tal vez, a partir de ello los niños conocen algo que no han experimentado en la casa. Paralelamente tendrán otras sensaciones de gusto, formas de preparación y la posibilidad de descubrir otros ingredientes. Una inversión en la comida escolar tiene entonces un efecto en muchos niveles, y en el mejor de los casos puede romper el círculo vicioso de la mala alimentación y fortalecer en los niños la alegría de aprender.

Con una sincera petición de su donación,
Nana Göbel, Henning Kullak-Ublick, Bernd Ruf, Andreas Schubert

Cuenta para donaciones

Freunde der Erziehungskunst
GLS Bank Bochum
IBAN: DE47 4306 0967 0013 0420 10
BIC: GENODEM1GLS
Palabra clave "Comida escolar"

La comida en la escuela-más información sobre el tema:

No solamente necesitan Su ayuda, estas pocas escuelas que podemos mencionar en el llamado. En la edición actual de nuestra circular „Waldorf Mundial“(Primavera/Verano 2018 –hemisferio norte u Otoño/Invierno 2018 hemisferio sur), usted podrá conocer a otras escuelas que se encuentran en la misma situación. Usted podrá encontrar una versión en español como PDF online. Para ello, haga click en el siguiente link.