Jetzt fördern & spenden
Jetzt fördern & spenden
Home: Freunde Waldorf

Rumbo a la compra de un nuevo edificio escolar en Kitale

En otoño del año pasado lanzamos un pedido de donaciones para recaudar fondos a beneficio de las escuelas de las zonas rurales de África. Una de las escuelas que presentamos allí es la Humane School en Kenia, que necesita urgente un terreno, en el que la escuela realmente pueda seguir funcionando en el futuro.

En Sirende, un pueblo cercano a Kitale al este de Kenia, hay algo inusual: una pequeña escuela Waldorf, la escuela rural africana “the Humane School”.  Allí asisten principalmente los hijos de los campesinos que trabajan en las grandes plantaciones de esta región tan fértil, quienes sostienen la alimentación de sus hijos con muy bajos sueldos y a base de una economía de subsistencia. No disponen de los medios necesarios para enviar a sus hijos a las grandes escuelas.

La maestra fundadora Juliet Mia es una de las madres, que tuvo que dejar a sus hijos viviendo en estas zonas rurales, para poder ganar el dinero en Nairobi a fin de sostener a la familia. Como trabajadora  tuvo la oportunidad de conocer a Nani Croze, la iniciadora de la escuela Rudolf Steiner en Mbagathi y así se encontró con la pedagogía Waldorf, se entusiasmó y trajo a su hija para llevarla a la escuela Rudolf Steiner.  Nani Croze la impulsó y le dio el coraje para comenzar ella misma una formación de profesores y crear una iniciativa en su hogar. Así es que tomó los seminarios de la escuela Rudolf Steiner y regresó.

La escuela comenzó en un espacio arrendado cerca de Sirende, tuvo diversas mudanzas, pero nunca pudo adquirir un edificio propio. Las clases se dan en dos casas de barro  de 10 metros cuadrados en lugar de aulas, en las que deben acurrucarse los niños. No hay electricidad, hay agua de pozo y un pedacito de tierra en el que se pueden cultivar verduras. Entretanto, la escuela Humane tiene un jardín infantil y los grados de primero a octavo. Para recibir un reconocimiento oficial, la escuela debe dar cuenta de una construcción sólida y propia, por lo tanto actualmente funciona como “grupo de autoayuda”. El siguiente paso será entonces la compra de un terreno y la construcción de un edificio propio. Recién ahí se podrá tramitar el registro como escuela oficial.

Mientras,  Juliet Mia y sus colegas encontraron un terreno de 9 acres con una plantación de café que no está demasiado lejos del sitio actual, el que  podrán adquirir en breve,  sobre todo gracias a  la ayuda de donantes de Amigos del Arte de. En este terreno se construirán los edificios tanto de los dos grupos planeados para Kindergarten como también para la escuela primaria del 1ero al 8vo grado. Por otro lado, una parte del terreno debe ser utilizada para agricultura orgánica, de la que deben provenir las verduras destinadas a la alimentación escolar. El resto del terreno donde se encuentra la plantación de café, continuaría funcionando y ese café orgánico será luego vendido en Europa, con cuyas ganancias se podrá cofinanciar la escuela.

Para el terreno de 9 acres se debe pagar aproximadamente la suma de 150.000 €, de los cuales una parte proviene del llamado a donaciones de los Amigos del Arte de Educación y  otra de donaciones suecas. Para asegurar el terreno a largo plazo, la compra no será realizada por medio de la asociación escolar si no por medio de un poder de la fundación de la escuela Rudolf Steiner en Nairobi-Mbagathi. De esa manera se tendrá la completa responsabilidad por el uso del terreno. La propiedad y el usufructo correrán entonces de forma independiente una de la otra.

Con ese paso la construcción de la escuela rural africana avanzará con enorme impulso y ojalá se constituya también en una escuela pionera para la fértil alta región al este de la zona montañosa de Kenia.

Nana Göbel

La Humane School pudo recibir apoyo con las donaciones de nuestro llamado de otoño del 2018 “escuelas en la zona rural de África”. ¡Le agradecemos de corazón por Su donación! Puede encontrar más información en freunde-waldorf.de/spendenaufrufe